Vamos hablar un poco sobre los ecualizadores y su uso para directo.

Los ecualizadores son fundamentales para entender el concepto musical del directo. Realmente son como volúmenes pero restringidos a una frecuencia determinada.

Los ecualizadores son controladores de volumenes

Primero debemos de saber que volumen simplemente significa subir los graves, medios y agudos, todos a la vez. Cuando lo bajamos a la inversa. El ecualizador precisamente lo que hace es bajar y subir volumen pero solamente de las frecuencias graves o de las medias o de las agudas.

frecuencia ecualizador

Bandas de frecuencia

La importancia que tiene los ecualizadores en el directo se debe a que podemos decidir si nos conviene más subir o bajar los volúmenes de una determinada frecuencia. En lugar de subir o bajar todos. Por ejemplo, vamos a suponer que no se oye la voz del cantante. Una opción podría ser subir el volumen al cantante. Pero si subimos este volumen suben de nuevo, como hemos explicado, todas las frecuencias. Las tres frecuencias graves medios y agudos. Entonces podemos optar simplemente por subir la frecuencia que más se va a notar dentro de todas ellas. En este caso serían los medios que contienen la frecuencia fundamental de la voz.

También podríamos optar por bajar los graves y bajar los agudos. De esta manera tendríamos los medios destacados y solo nos valdría con subir un poco el volumen. Para ecualizadores que no tienen medios esta es una buena solución.

EQ en directo

Un uso que se le suele dar a los ecualizadores en directo puede que tal vez uno de los más importantes es como eliminador de acoples. 

Los acoples son esas realimentaciones o feedback que se produce cuando un sonido que sale por los altavoces entra de nuevo a través de un micro. O a través de los inputs que tenemos en el escenario. Para acabar con ello, en lugar de bajar el volumen, lo más aconsejable es detectar en qué frecuencia está el acople. Si el pitido es agudo, medio o grave podemos escuchar fácilmente si pertenece a la frecuencia de agudos, medios o graves.

De esta manera podemos hacer lo que hemos visto en el ejemplo anterior. Si se acopla algo buscaremos la fuente de ese acople y bajarle a ese micro un poco los medios o los graves los agudos dependiendo de como sea el acople. Por ejemplo, si tenemos un acople de graves (esa típica bola que notamos que va como subiendo poco a poco) lo que tenemos que hacer es bajar un poco los graves de la fuente del acople.

Gracias por haber llegado hasta aquí nos gusta mucho que nos leáis. Entre todos podemos ir mejorando un poco la calidad de nuestro sonido en directo. Ya sabéis que si queréis clase este tipo de clases las damos con ejemplos. Y de manera más práctica en los cursos de verano de manera habitual. Y se tocan en las clases habituales. Así que si os animáis pues ya sabéis donde encontrarnos.

¡Un saludo a todos!.