mesa mezclas atenuador ganancia

Fader y ganancia. Cómo usarlos correctamente

Hola a todos
Vamos a comentar aquí un tema que seguro os ha quitado el sueño a muchos. Metafóricamente hablando, claro 🙂
¿Se debe dejar el fader arriba o ganancia al cero?
Aquí Vamos a empezar con un tema bastante polémico porque encontrareis información contradictoria en varios sitios.
Antes de nada decir que aquí os daremos nuestra opinión sobre lo que debéis hacer con la mezcla fader-ganancia.

Dos caminos.

Hay dos maneras de establecer el audio de una mesa de mezclas:
1- Subir la ganancia hasta el máximo permitido (0db). Lucecitas amarillas para entendernos. Y a partir de ahí subir el fader lo que necesitemos.
2-Subir el fader a 0dB y a partir de ahí subir la ganancia hasta lo que necesitemos.

Opción 1. Subir primero la ganancia.

Ésta es probablemente la opción que suele hacer la mayoría de la gente. En primer lugar vamos subiendo la ganancia con el fader abajo. La subimos hasta que el PFL (Pre-fader-listening) es decir, las lucecitas que vemos lleguen al color amarillo.

En las mesas analógicas podrían tocar un poco el rojo. Sin embargo, en las digitales sin embargo esto está prohibido porque la señal distorsiona mucho antes que la analógica. Como sabéis, el color rojo indica distorsión. La mayoría de las veces la distorsión no nos va a favorecer en nada y hay que evitarlo.

Una vez hemos configurado esto tenemos la entrada óptima y a partir de ahí subiremos el fader como si fuese un control de volumen. Es decir si necesitamos más voz, subimos más fader si necesitamos menos, subimos menos fader.

Opción 2 Subir primero el fader.

La segunda opción es probablemente menos popular que la primera. Consiste en subir el fader del máster del canal que queremos a 0dB. Eso significa que el máster lo tenemos que subir en la mayoría de los mixers arriba del todo. Donde vemos la marca del 0. y en el caso del fader del canal lo deberemos de subir también hasta donde pone la marca. Normalmente bastante arriba pero no del todo.
Una vez tenemos eso ahí comprobamos el volumen y empezamos a subir la ganancia a partir de ahí. Si necesitamos más ganancia la aumentamos y si necesitamos menos la bajamos.

¿Entonces que hacemos?

¿Con cuál de estas opciones te quedarías tú?.
Ambas opciones tienen sus ventajas y sus desventajas pero te voy a decir aquí cuál es mi opinión al respecto.
Nuestra opción favorita es la opción número dos.
Antes de nada advertirte que “fader” significa atenuador en inglés. No significa volumen ni cosas por el estilo. Significa atenuador eso quiere decir que lo utilizamos para atenuar señales. No para amplificarlas.

Conclusión

Lo que nosotros te aconsejamos aquí es que pongas el fader a 0dB tanto en los canales individuales como en el máster y a partir de ahí empiezas a subir ganancia lo que necesites.

La razón de esto es porque la ganancia es como sabes el regulador de entrada del sonido. Si ponemos una ganancia demasiado alta a los micros le entra demasiada señal de otros aparatos y, a veces es difícil controlarla produciendo muchos acoples (feedback).

La siguiente razón es que el fader no sube el volumen de manera proporcional. Si manejamos el fader cerca de los 0 dB podemos realizar unos ajustes mucho más finos que si lo hacemos abajo. Por lo tanto la opción que nosotros preferimos es poner los faders a cero ir subiendo la ganancia hasta donde necesitamos sin fijarnos en las PFL (las luces). En el momento en el que nosotros necesitamos bajar la señal, en lugar de tocar la ganancia bajaríamos el fader.

En resumen, si necesitas más volumen subes el fader hasta que llegue al 0 si necesitas un poco más subes la ganancia. Pero si necesitas bajar el volumen bajas el fader ya no tocas la ganancia Ésta la dejas como estaba.

Siguiendo éste consejo creemos que puedes obtener mejores resultados. Además la podrás realizar muy rápida y sencillamente y que, a nuestro juicio, te ahorrará muchísimos problemas de acoples y problemas de sonido en general.

Recuerda que puedes mirar le artículo sobre ecualizadores que también alteran la señal.
Espero que os haya gustado y gracias por leernos.
¡Salud!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *