performance Victor

MÚSICA PARA LA CANIJADA (PARTE I)

Después de nueve cursos trabajando para niñas y niños en el ámbito de la música, puedo hablar abiertamente de lo que he aprendido de ellos y de ellas, de cómo influye en su vida la música, y por último, de cómo tratarles para intentar que se sientan cómodos y proactivos en una clase de estimulación musical.

Por eso, en los siguientes artículos hablo desde mi propia experiencia de toda esta perspectiva para la canijada (dicho con todo el amor del mundo) de entre 3 y 6 años.

Estos son mis principios, pero si no te gustan… ya sabes, yo como Groucho… tengo otros:

A LOS NIÑ@S LES ENCANTA LA MÚSICA

Cuando un niño o una niña se apunta a clases de estimulación de música, está claro una cosa, le encanta la música. Labor de su monitor/a o profesor/a es descubrir en qué faceta de este inmenso mundo encaja más. Quiero decir, hay unos que les encanta bailar, hay otras que les gusta cantar, otros que les pirrian los instrumentos (batería, guitarra, etc), y algunas y algunos que simplemente son almas libres creativas que podrían encontrar el hueco donde explotar su mundo dentro de la música.

Por ello, hay que ver el grupo que tienes y potenciar la diferentes facetas en él, para encontrar el espacio adecuado de cada niña/o. Esta es mi metodología, no digo que sea la definitiva ni la mejor, simplemente he aprendido con los años que las clases han de estructurarse a largo plazo, planificarlas de tal modo que abarques a lo largo del curso los distintos caminos que ofrece la música: instrumento, expresión corporal, expresión oral, patrones rítmicos, identificación de instrumentos y estilos musicales, construcción de instrumentos… todo lo que se ocurra y pueda descubrir una tendencia a la que un niño pueda abrazar en su aprendizaje.

Ésa es la tarea. De nada sirve improvisar las clases. Los niños no son tontos, te pillarán al segundo día, se aburrirán y se irán. No pasa nada si una niña o un niño deja de ir a todas sus clases, pero que no sea por esta razón, entonces será un verdadero fracaso.

La historia consiste en descubrir qué les gusta en este primer acercamiento que tienen con la música, y dirigirles en la medida de lo posible hacia ello, pero sin olvidar que los gustos cambian y que tienen que conocer todas las facetas, porque al fin y al cabo, se pueden probar todas las que te apetezca a lo largo de tu existencia.

Y seguimos con otro post…

¡Ah! Si te gusta lo que lees te podría gustar mi web: Tardiopia.com

Víctor Tardío Crespo es profesor de Estimulación Musical para niños y niñas de entre 3 y 6 años, en la Academia LEM de Maliaño desde el año 2010.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *